Sólo 3 de cada 10 víctimas de accidentes de tránsito reciben compensación del FONAT

En los últimos cinco años, la institución ha entregado la ayuda monetaria a 16 mil 670 víctimas de accidentes viales, de las 50 mil registradas en el período de enero de 2017 a junio de 2021.

Por Francisco Hernández, Isaac Vásquez, Raúl Jaco y Moisés Rivera

El informe de la División de Tránsito de la Policía Nacional Civil refleja un contraste amplio en cuanto al registro de la cantidad de personas beneficiadas por el FONAT y la cantidad de víctimas de accidentes viales en los últimos cinco años.

Los accidentes de tránsito ocurridos durante el periodo de enero de 2017 al 17 de noviembre de 2021, según la Policía Nacional Civil, han sido 93 mil 820, en los cuales 6 mil 169 personas fallecieron y 48 mil 111 resultaron lesionadas.

El Fondo para Atención a Víctimas de Accidentes de Tránsito (FONAT), la entidad encargada de dar una compensación económica a personas de escasos recursos afectadas en accidentes viales en El Salvador, ha beneficiado sólo al 33 % de las víctimas o familiares de fallecidos, es decir, que de cada 10 personas que han solicitado el apoyo económico solo 3 lo han recibido (desde enero de 2017 hasta julio de 2021).

Esto equivale a que el FONAT había entregado un monto total de $10.8 millones en concepto de ayuda económica por 16 mil 670 víctimas de percances en automotores, entre lesionados y parientes de fallecidos en dichos accidentes, entre enero de 2017 hasta julio de 2021.

El Gobierno ha asignado un monto de más de $15.6 millones a la institución específicamente para la atención a las víctimas de accidentes de tránsito desde 2017 hasta 2021, un promedio anual de más $3 millones; sin embargo de acuerdo a estadísticas de la institución, a excepción de 2019, no se ha entregado el total de esos fondos.

Se intentó obtener información al respecto por parte de titulares o representantes del FONAT para conocer cómo se han administrado los fondos sobrantes del presupuesto de cada año designado para la atención a víctimas de accidentes de tránsito, pero hasta el cierre de este reportaje no se recibió información pese a las solicitudes de entrevistas.

Para visualizar la gráfica interactiva, haz clic sobre la imagen siguiente:

La Ley del FONAT estipula además que los montos a las víctimas que resulten con lesiones pueden recibir hasta un máximo de $1,200, según la gravedad de la misma, y $2,500 a familiares de víctimas que hayan fallecido en cualquier accidente de tránsito en el país.

Beneficiarios resienten entrega tardía de la prestación

Verónica Ramírez, de 37 años, perdió a su padre José Antonio Ramírez en un accidente de tránsito de autobús en marzo de 2018. Comentó que “el monto que recibimos fue de $2,500. No recibimos a tiempo el dinero para cubrir los gastos funerarios, fue hasta tres meses después y realmente eso en el momento es lo que se necesita. Claro, el dinero no llega mal en ningún momento”.

“Hubo gente que lo fue a tramitar el mismo tiempo que nosotros y llegó septiembre y aún no le decían nada”, comparó la doliente.

De acuerdo al Jefe de Información y Estadísticas Policiales de la División de Tránsito a nivel nacional de la Policía Nacional Civil (PNC), Catalino Hernández Espinoza, “no hay suficiente acercamiento a las víctimas de siniestros viales debido a que los procesos de información son demasiado burocráticos”.

Entre los miles de víctimas también está José Luis Quintanilla, quien en diciembre de 2020 fue atropellado por un vehículo mientras caminaba por el Centro de San Salvador. “Iba por la franja peatonal y el semáforo estaba en rojo, el vehículo que me atropelló me imagino que no se percató que yo iba pasando”, afirmó Quintanilla. “(Sufrí) una fractura en la rodilla izquierda y la lesión fue en el peroné. El monto que recibí fue de $1,500. No fue difícil acceder al beneficio”, añadió.

“El tiempo que me llevó poder recibir la ayuda fue un mes. No podemos decir que fue suficiente, pero cubrió parte de las lesiones. Estuve enyesado seis meses aproximadamente”, agregó Quintanilla.

Si bien Quintanilla y la familia Ramírez recibieron el beneficio después del tiempo en que les urgía, no todas las víctimas de accidentes de tránsito han tenido la suerte de obtener la compensación, tal como sucedió con German Orlando López Martínez, de 30 años de edad, un trabajador de una fábrica cafetalera al sur de San Salvador y que fue arrollado por un vehículo mientras se conducía en su motocicleta en 2020. Cuando López esperaba que un semáforo cambiara de rojo a verde, “se me cruzó un carro y me botó de la moto, me cayó encima y me fracturé el pie, tibia y peroné.

German no sabía nada acerca del FONAT, lo supo hasta que sus compañeros de habitación en el hospital y los enfermeros le dijeron que podía solicitar la compensación debido a que su lesión había ocurrido en un accidente de tránsito. Entonces se animó a realizar el trámite. “Ya había comenzado el proceso, me mencionaron que eran $200 los que me iban a dar; el problema fue la pandemia y ya no pude recibir la ayuda económica”, resumió López.

Según el artículo 4 de la ley del FONAT, “se entenderá por víctima a toda persona, ya sea conductor, pasajero o peatón, que como consecuencia de un accidente de tránsito ocurrido en una vía pública, resulte fallecida o con un grado de discapacidad temporal o permanente, haya tenido o no responsabilidad en el percance”.

Los contrastes de cifras entre personas beneficiadas por el FONAT y la cantidad de víctimas se deben a diferentes factores como ir manejando en estado de ebriedad al momento del accidente, no portar sus documentos o no tenerlos en regla, requisitos establecidos en la Ley, así como desconocimiento por parte de conductores para acceder a esta compensación.

Haz clic en esta imagen para visualizar los datos de forma interactiva:

Penas drásticas para conductores temerarios

Con base a los datos de la Policía Nacional Civil y del FONAT, al menos 93 mil accidentes de tránsito se han registrado desde enero de 2017 y hasta noviembre de 2021 (16 mil 296 hasta el 17 de noviembre del presente año), un número que las autoridades buscan reducir, pero que el mayor esfuerzo de campañas de prevención de accidentes solo se da en los periodos vacacionales.

En la búsqueda de reducir tales índices de accidentabilidad que se registran cada año en el país y de concientizar a quienes manejan vehículo, desde mediados de octubre entró en vigencia el incremento de años de prisión por el delito de conducción temeraria, aprobado por la Asamblea Legislativa el pasado 21 de septiembre.

Con 67 votos, los legisladores reformaron el artículo 147 literal E del Código Penal que se refiere a dicha transgresión vial, el cual expresaba: «el que mediante la conducción temeraria de vehículo de motor transgrediere las normas de seguridad vial, poniendo en peligro la vida o la integridad física de las personas, será sancionado con pena de prisión de uno a tres años, e inhabilitación al derecho de conducir vehículos por igual tiempo».

Con la reforma aprobada la pena de prisión ahora es de cuatro a seis años. A la vez, la reforma añade que “la pena será de cinco a ocho años de prisión cuando se trate de la conducción peligrosa de vehículo de motor de transporte público de pasajeros o de carga”.

El endurecimiento de la Ley se aplicará por disputar la vía, realizar competencias ilegales en la vía pública y manejar bajo los efectos de bebidas embriagantes, estupefacientes o ambas.

En ese sentido, el sargento Hernández Espinoza señala que “con esta última reforma al Código Penal las penas a conductores peligrosos no resuelve totalmente el problema de la accidentabilidad en el país”. Para el sargento, hay otros factores que son causales de accidentes viales como la falta de señalización de tránsito en las calles y semáforos que tienen dañado su sistema eléctrico. “Hace falta supervisión de parte del VMT (Viceministerio de Transporte)”, señala.

De acuerdo con el Viceministro de Transporte y Presidente Directivo del FONAT, Saúl Castelar, “el tema de accidentabilidad vial sigue siendo un tema crítico en nuestro país debido a las altas tasas que poseemos. Según la Organización Mundial de la Salud, seguimos teniendo una de las más altas en este tema”, dijo el titular en una entrevista radial el pasado 8 de noviembre.

Para ver esta gráfica interactiva, haz clic en la imagen:

“Lamentamos que hasta el 7 de noviembre 1,125 personas hayan perdido la vida en accidentes de tránsito”, agregó Castelar.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que 1.3 millones de personas mueren anualmente a causa de accidentes de tránsito en todo el mundo.

“El Salvador sigue siendo uno de los países de Latinoamérica con tasas de accidentabilidad alta”, recalcó Castelar, tras las primeras detenciones de conductores en estado de ebriedad y que ya son procesados bajo la modificación al artículo 147 del Código Penal.

“A pesar de que la Ley se ha movido hacia una pena más fuerte, el mensaje todavía no ha llegado o no ha calado a muchas personas”, lamentó el titular del FONAT. Dès 49€ asgg.fr/ d’achat, Santediscount.

El funcionario añadió que “a diario hay un promedio de cuatro personas que pierden la vida en accidentes viales. Es por esto que nos vemos en la necesidad de buscar y apelar por un marco legal más estricto y riguroso para poder evitar que las personas sigan cometiendo estas infracciones y sigan poniendo en riesgo la vida de los demás”. “Sacar de circulación a los conductores peligrosos se vuelve un tema importante”, manifestó Castelar.

Asimismo, el sargento Hernández Espinoza sugiere que al momento de aplicar las leyes de tránsito “se deben ejercer de una manera equitativa ya en la actualidad, hasta el momento, la ley de tránsito sale favorecido a los que infringen la ley”.

“Sería valioso si tuviéramos la posibilidad de realizarle una prueba anti-dopping a cada persona que se ve involucrada en un accidente, pero esto no lo hacemos porque no tenemos la capacidad; de realizarlo nos daríamos cuenta que la incidencia del alcohol es mayor que la que reflejan las cifras en este momento”, puntualizó el titular del FONAT.

Entre los trabajos adoptados por la Policía, el Viceministerio de Transporte y el FONAT está el funcionamiento de un sistema de cooperación de actas de tránsito que las tres instituciones establecieron recientemente, el cual consiste en la recopilación de bases de datos de causas accidentales y detalles de las víctimas con el fin de unificar información para tratar de manera más efectiva el problema de la accidentabilidad en El Salvador.

“La Policía de Tránsito implementa con FONAT un plan de trabajo para fortalecer el Consejo Nacional de Seguridad Vial de El Salvador (CONASEVI), diseñar estrategias o hacer análisis del problema de accidentabilidad en cada departamento”, agregó Hernández Espinosa.

Las autoridades llaman a los conductores a ser empáticos y que tomen conciencia vial atendiendo a las campañas que la Policía, el FONAT  y CONASEVI desarrollan, así como la necesidad de mejorar la currícula a nivel del sistema educativo en el sentido de que se enseñe a los estudiantes sobre la importancia de la seguridad y el respeto a las leyes de tránsito.

Desde su voz como ciudadano, Luis Quintanilla exhorta a los peatones a que siempre se percaten de que el semáforo esté en rojo para cruzar una calle, pero sobre todo de que el vehículo esté detenido.

En tanto, Verónica Ramírez reflexiona que “los accidentes uno no se los espera y no es que uno tenga dinero reservado para algo que vaya a suceder. Fue de gran ayuda ese dinero en los momentos difíciles”.

Por su parte, German Lópéz se quedó con las manos vacías y en el otro lado de la moneda de las estadísticas: 7 de cada 10 solicitantes del FONAT que, entre 2017 y mediados de 2021, no recibieron la ayuda que da esta institución.

A los conductores, Castelar les llama a “tener empatía, mostrar un comportamiento donde los principal sea el respeto a los límites de velocidad, el poder manejar incluso por debajo de los límites establecidos es quizás la colaboración que todo conductor puede prestar para volverse parte de la solución que este país necesita para controlar los índices de accidentes que tenemos en nuestro país”, concluye el funcionario.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.