La pandemia del Covid-19 y el desafío para formar médicos en El Salvador

La búsqueda por convertirse en un profesional del área de la salud ha significado un reto para los estudiantes del Doctorado en Medicina, enfrentar la pandemia por Coronavirus en la primera línea de atención, ha sido  un desafío, los futuros médicos han vivido un contexto difícil en su formación profesional 

Por: Kevin Reyes, Dennis Domínguez, César Salinas y Brandon Villalobos

La carrera del Doctorado en Medicina se vio afectada debido al avance de la pandemia del Covid-19, así como el peligro que representaba para sus alumnos el contacto directo con los pacientes afectados por la enfermedad, sin embargo, y a pesar del desafío de continuar con su formación profesional, encontraron la motivación  necesaria hacia el camino en convertirse en médicos titulados de la República de El Salvador.

Último peldaño

Es un viernes por la noche, Marling Estrada, doctora graduada de la Universidad Alberto Masferrer, USAM, se sienta luego de un turno “pesado” nos saludamos, nos sentamos a conversar y resulta inevitable preguntar  “¿cuál fue la diferencia entre el tiempo de no pandemia y pandemia del Covid-19 dentro de la Unidad de Salud de Cuscatancingo?” suspira y responde, “antes de la pandemia todo era color de rosa…”

Marling Estrada, comenzó su año social en la Unidad de Salud del municipio de Cuscatancingo, menciona que a pesar de que las unidades de salud no prestan exactamente una  atención hospitalaria, su trabajo es importante, “como médicos en año social jugamos un papel de bastante ayuda dentro de las unidades de salud, por ejemplo, en campañas de vacunación, somos nosotros los encargados de salir al campo a vacunar a la población” afirma Estrada.

Era enero del año 2020, para muchas personas esos días representan el inicio de un nuevo año, lleno de propósitos y metas, pero para los aspirantes a convertirse en doctores titulados de nuestro país, es el arranque de uno de sus últimos peldaños para completar sus requerimientos académicos.

Crónica de una llegada anunciada

Héroes en primera línea

La doctora María Escamilla, graduada en noviembre de 2020 de la Universidad de El Salvador, UES, se encontraba realizando la segunda parte de su servicio social en la Unidad de Salud de Cuscatancingo, ella veía como amenaza la expansión del Covid-19 en América Latina.

Ella dice que una de las debilidades que en ese momento presentó el personal de salud en el mundo, era que el virus era nuevo y no se tenía información en concreta a pesar de que existían otros tipos de sub virus.

Según el artículo titulado “Hematología”, el Coronavirus es un virus ARN envuelto que fueron descritos desde mediados del siglo pasado y se distribuyen ampliamente entre humanos, otros mamíferos y aves.

María Escamilla, sostiene que fue difícil afrontar la crisis por la enfermedad en las unidades de salud, debido a que estas, no cuentan con las áreas necesarias para el abordaje y tratamiento de los pacientes que en ese momento padecían del virus. 

Las doctoras María Escamilla y Marling Estrada, fueron compañeras en el mismo centro de salud y ambas concuerdan que en ningún momento hubo deseos de desistir, a pesar que el personal de salud fue uno de los más golpeados por el virus.

“Conozco que muchos de mis compañeros hicieron su servicio social en algunos lugares fuera de San Salvador; muchas veces ellos se convierten en los únicos médicos con los que cuentan esas comunidades, por lo tanto, a nosotros se nos ha formado para no desistir, era imposible que eso se nos pasara por la cabeza” comenta María Escamilla.

Marling Estrada hace una pausa en su relato y unas lágrimas comienzan a rodar por sus mejillas debido a que recuerda cómo en esos momentos fueron de mucha zozobra, no solamente por el avance de la enfermedad, sino por el desgaste físico y mental que significaba estar en turnos hasta altas horas de la noche.

La estudiante del cuarto año del doctorado en medicina de la universidad de El Salvador, Lucía Hernández, realizó sus prácticas clínicas durante la cuarentena decretada por el Gobierno de El Salvador, explica que para ella fue difícil haber vivido la situación del Covid-19 de primera mano.

“Es un ambiente de preocupación el que se vive en los Hospitales, pues el hecho que uno no sabe qué paciente del cuál uno examina, podría tener la enfermedad (el Covid-19)”. Asegura que también en más de una ocasión debe haber tenido contacto con algún enfermo de coronavirus sin saberlo, a pesar de no haberse contagiado.

Lucia Hernández destaca que además de mantener una formación profesional constante en el área de la medicina, considera que se debe estar preparada psicológicamente debido a todo lo que ha tenido que enfrentar durante la pandemia. 

Néstor Jiménez, estudiante de la carrera de Medicina de la USAM, menciona que, para él, la pandemia ha cambiado su perspectiva sobre la carrera y asegura que fue una motivación para continuar con la misma, asegura que la ve de forma más humana, sin dejar de lado los riesgos que existen al ejercerla.

Las muertes por Covid-19 del personal de primera línea también es una situación que impacta directamente en Néstor, “Se siente feo el hecho de saber que mucho personal de salud estaba muriendo, pero al mismo tiempo creo que eso también me motivó a seguir”.

“Quiérase o no en un futuro llegaré a ser un profesional de la salud y todo esto (la pandemia) te hace tomar conciencia de los riesgos que uno tiene al ejercer esa carrera y de los riesgos que tomar al ingresar a la carrera”. Indica Néstor.

Para el 5 de febrero del 2021 en nota de Diario El Mundo, el movimiento por la salud, Dr. Salvador Allende reportaba 188 trabajadores de salud fallecidos a causa del Covid-19, este movimiento es el único que en varias ocasiones ha mostrado estadísticas de personal de salud fallecido debido a la pandemia.

Según datos manejados por el Presidente de la Asociación de Estudiantes de Medicina “Dr. Emilio Alvares”. ASEMEA, Oscar Campos, ningún estudiante del Doctorado en Medicina de la UES, desertó de la carrera a pesar del riesgo que para muchos estudiantes representaba.

Oscar Campos es uno de los estudiantes que tuvo que arriesgar su vida para ayudar a salvar la de alguien más, incluso, cuenta que estuvo enfermo de Covid, pero que esto no fue motivo que lo obligara a desistir de su formación como médico.

EL Sistema de salud ante la crisis

El sistema de salud de El Salvador cuenta con una Ley del Sistema Básico de Salud Integral la cual establece que existen 3 niveles de atención, el nivel 1 en donde están las unidades de salud, el nivel en donde entran algunos hospitales que no cuentan con el nivel de especialidades como los que se encuentran en el nivel 3, un ejemplo, el hospital Nacional Rosales.

 Marling Estrada no le resta importancia al trabajo que se realiza en el primer nivel de atención en salud, debido a que ahí se da el primer contacto con el paciente y es aquí mismo donde se refiere a una persona para una atención más especializada ante algún padecimiento que lo requiera.

Hasta la fecha el Gobierno de El Salvador reporta más de 100 mil casos de Covid-19, de esos más de 300 mil han fallecido debido a la pandemia. Sin embargo, expertos en la rama de salud consideran que existe un subregistro de contagios y muertes. But there https://myhomes.tv/hard-rock-casino-box-office-las-vegas/ are other ways to pick up a perk or two to use, and bonus codes are one option.

Estadísticas oficiales Covid-19 El Salvador.

En nota publicada por El Diario de Hoy el 20 de septiembre del 2020, el coordinador en El Salvador de la Asociación Latinoamericana de Medicina Social (ALAMES) Eduardo Espinoza, sostuvo que “Las muertes son infinitamente mayores, hay que multiplicarlas por 10, por lo menos. Si tiene 3,000 muertes reconocidas, son por lo menos 30,000 las que ha habido”. Your food is more https://tpashop.com/best-casino-hotels-in-the-caribbean/ than double than outside restaurants. Afirmó Espinoza. 

El Salvador de igual forma es uno de los países que ha avanzado en el proceso de vacunación del Covid-19, tanto así que recientemente se habilitó el proceso de aplicación de la tercera dosis contra el Coronavirus.

Oscar Campos, presidente de ASEMEA, asegura que junto con estudiantes de otras universidades lograron la vacunación para médicos en prácticas clínicas, esto ayudó a evitar contagios, o que los efectos del Covid-19, fueran leves en los estudiantes de medicina.

Marling Estrada cuenta que, al no haber un acuerdo entre el Ministerio de Salud y las universidades, a todo el personal médico de año social, le tocaba examinar a todos los pacientes que en su momento presentaban síntomas gripales, en pocas palabras indicios de Coronavirus.

Oscar Barahona cuenta que a inicios de la cuarentena ellos solicitaron ante las autoridades de la Facultad de Medicina de la UES, se les apoyara a los estudiantes que en ese momento se encontraban en el área clínica ya sea en hospitales o unidades de salud. You can try all Microgaming games for https://starlitenewsng.com/how-to-plan-a-casino-night-fundraiser/ free.

Barahona dice que en ese momento la junta directiva de dicha facultad, alegó a problemas financieros el no apoyo con Equipos de Protección Personal, pero fueron ellos como asociación que lograron encontrar eco en diferentes organizaciones como el Colegio Médico, quien brindó implementos de bioseguridad para los estudiantes que realizaban sus prácticas.

María Escamilla menciona que, gracias a esas gestiones, ella fue beneficiada y agradece el esfuerzo de ASEMEA, ya que en ese momento, ella no sintió el apoyo de parte de las autoridades de su facultad.

El diputado de Nuevas Ideas, Amílcar Ayala, presidente de la Comisión de Salud de la Asamblea Legislativa, asegura que en la actualidad se están les están proporcionando a los centros médicos, todas las medidas de bioseguridad para salvaguardar la vida del personal de primera línea, tanto estudiantes como profesionales.

“Se han enviado mascarillas, gabachones, también guantes, zapatillas descartables y demás implementos necesarios. Se han tenido protocolos en dónde los estudiantes que han llegado a hacer su servicio social, han tenido que ajustarse a estos protocolos” afirma el diputado.

Trabajo administrativo.

Marlene Ortiz, quién cursaba su año social en el  2020 para optar al título de Doctorado en Medicina General en la UES, asegura que, dentro de los primeros meses de la pandemia, las autoridades de su facultad, actuaron con lentitud, sobre todo en la seguridad de sus estudiantes.

“No voy a ser la primera ni la última en decir que la universidad nos dejó a nuestra suerte, sentí que nos dejaron un poco a la deriva” ayudó el hecho de que todos nos quejamos a nivel de universidades para exigir los implementos de bioseguridad”. Aseguró Marlene.

Ante la creciente propagación de la pandemia por Covid-19 en el territorio nacional y luego de meses de suspensión de clases presenciales en El Salvador, las diferentes universidades del país, con el fin de dar continuidad a la educación académica, tuvieron que adaptarse a una nueva normalidad virtual.

El echar andar una nueva modalidad escolar, trajo consigo el poder reforma de una manera rápida  la forma y los contenidos de las clases, así como ocurrió en 1992 con una reforma escolar que según la investigación “EL SALVADOR: CALIDAD EDUCATIVA, MODELO DE DESARROLLO Y PLAN DECENAL DE LA REFORMA EDUCATIVA” realizada por la UCA, planteaba la calidad de la educación como uno de los retos principales del sistema educativo salvadoreño.

La reactivación del año escolar académico en modalidad a distancia, trajo consigo una nueva situación para las autoridades administrativas de las distintas universidades, pues debían garantizar la continuación de la formación académica de los estudiantes de medicina en todos los niveles, tanto en el ámbito teórico, como en el práctico.

María Escamilla se encontraba en su proceso de tesis durante la cuarentena, el cual se vio atrasado debido a la suspensión de actividades académicas. Destaca que no fue fácil reiniciar el proceso en medio de la crisis sanitaria. “Cuando comenzó la cuarentena, mi grupo de tesis ya había entregado el trabajo final, sin embargo, la defensa se atrasó y eso fue por la burocracia de la universidad” sostiene Escamilla.

“Se vio encajonado todo el proceso de tesis y con la excusa de la cuarentena y con algunos problemas de salud que presentaron los directivos de la facultad, esto se fue postergando” “Nos tocó insistir en el decanato para que nos aprobaran una defensa virtual, porque había intención de realizarla ni de forma virtual ni presencial”. cuenta María Escamilla.

El vicedecano de la Facultad de Medicina de la Universidad de El Salvador, Saúl Díaz Peña, dijo que la situación no fue fácil, “Muchos de nuestros docentes ya manejaban las plataformas, ya teníamos algunas herramientas, pero la gran mayoría estaba acostumbrado a la modalidad presencial”.

“Nuestras carreras no pueden detenerse, el Ministerio de Salud espera que el primero de enero de cada año, nuestros estudiantes del servicio social estén listos para atender las distintas necesidades”. Afirmó el vicedecano. Según datos manejados por la Administración Académica de la Facultad de Medicina, UES, fueron 663 los nuevos médicos graduados de esa casa de estudios en todo el 2020.

Saúl Díaz Peña, dijo que fueron los mismos alumnos los que exigieron la reactivación de las clases en medio de la cuarentena, “los estudiantes al principio también se relajaron, pensaron que iban a descansar una o dos semanas, pero ya luego comenzaron a demandar que se siguiera con las actividades y es así como se tuvo que transformar una serie de actividades de manera virtual”.

“Los hospitales nos cerraron el área de práctica para las otras 11 carreras  que tenemos en la facultad, solo quedaron disponibles las prácticas para los estudiantes de séptimo año que son del internado rotatorio que son los que tienen que estar” Afirmó Saúl Díaz Peña. You need to make a deposit, and then you can try any https://www.fontdload.com/are-there-casinos-in-houston-texas/ game you like.

Por su parte, Néstor Jiménez asegura que la Universidad Salvadoreña Alberto Masferrer, USAM, ha sabido ajustarse a la nueva normalidad, manteniendo en la actualidad clases tanto virtuales como presenciales. Sin embargo, asegura que para continuar con su formación, ha tenido que hacer gastos como el de mejoras a su conexión de internet.

Para ello su familia ha debido gastar los ahorros o presupuestos que tenía planeado gastar en otras cuestiones de primera necesidad.

Posibles implicaciones de la actual formación

Para  Oscar Barahona, presidente de la ASEMEA, la situación del Covid-19 representa una oportunidad de buscar la actualización de su carrera, “todos tenemos una tradición en la medicina que no cambiaba en el desarrollo de la formación de médicos”, afirma.

Además, sostiene que algunas materias podrían quedarse en la virtualidad, dando paso a otras dentro de la carrera, que requieren más práctica, tomando en cuenta que para él, el Doctorado en Medicina se divide entre 20% teoría y 80% práctica.

La Asociación de Estudiantes del Doctorado en Medicina “Dr. Emilio Alvares”, ASEMEA, de la Universidad de El Salvador, en su afán de buscar las mejoras en la enseñanza y aprendizaje, han tratado de brindar cursos de actualización o complementación académica, esto con el objetivo de que los estudiantes que no pudieron tener su práctica clínica al momento de retomarla, no vayan con alguna deficiencia.

Por lo tanto, Barahona junto con otros movimientos estudiantiles buscaron retornar a las prácticas clínicas aún cuando estas fueron suspendidas por el Ministerio de Salud, quien en enero de este año dio el aval para el regreso.

Por su parte  Marling Estrada, asegura que la naturalidad de su profesión es el contacto con el paciente, y que de esto depende gran parte de su carrera, por lo tanto, ella no ve viable la formación del médico sin las prácticas clínicas.

“Es desequilibrante la formación para el estudiante de medicina si este no tiene un contacto directo con las enfermedades que mira de forma teórica” menciona  Marling Estrada al referirse a la suspensión de las prácticas clínicas.

El 21 de septiembre del 2020, la Prensa Gráfica publicó una nota en donde se informaba de que algunos hospitales habían comenzado a suspender nuevamente las prácticas clínicas, sin embargo, universidades como la UES, han mantenido a sus estudiantes con sus prácticas profesionales.

Así lo informó el Vicerrector Académico UES, Raúl Azcúnaga en una entrevista para la Radio YSKL el martes 5 de octubre de 2020, Azcúnaga elogió la labor de los futuros profesionales de la salud y dijo que las prácticas se mantienen en los diversos niveles de la carrera.

Sin embargo, para Oscar Barahona, la crisis por Covid-19 no implica un retroceso o estancamiento en el aprendizaje del estudiante de Doctorado en Medicina, sino se convierte en un reto a vencer, porque debe nacer el deseo de investigar de forma empírica y buscar la autoformación con todas las herramientas al alcance.

Mientras tanto, la doctora Belem Osorio opina que habrá una afectación de los futuros médicos y de igual forma de los especialistas debido a que la situación de pandemia ha limitado las prácticas, en consecuencia para ella, esto es un impedimento que no permite la retroalimentación del ámbito de salud.

“En todos los ámbitos no sólo en el de la salud, existen momentos en que la teoría debe de practicarse en el paciente”, dice la doctora Belem Osorio, para ella la limitación de las prácticas ha traído deficiencias al momento de realizar algún procedimiento.

Hoy por hoy el mundo sigue estando a merced del Covid-19, una crisis que comenzó en diciembre de 2019 y a la fecha continúa golpeando a la población a nivel mundial, los nuevos estilos de vida y las nuevas normalidades se han convertido en retos de acople para muchas personas en el mundo.

La formación de médicos no ha parado y ha quedado demostrado que no parará a pesar de las dificultades que esta implica. Online casinos http://vozhispananews.com/directions-to-sams-town-casino/ use sophisticated geolocation software to verify that players are within state lines. Los graduados de la carrera de medicina realizan juramento Hipocrático que es un compromiso ético y orienta al médico en la práctica de su profesión.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.